El Gobierno mejora y simplifica la nueva Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) 7 de mayo de 2010

07 de mayo de 2010

Refuerza la igualdad de oportunidades de todos los estudiantes ante los ejercicios
El Gobierno ha aprobado una modificación del Real Decreto que regula la nueva Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). El objetivo es garantizar la igualdad de oportunidades de todos los alumnos en la realización de los ejercicios y precisar detalles que aseguren la correcta interpretación del conjunto de la norma.
Con el Real Decreto aprobado hoy, se modifica el Real Decreto 1892/2008 de 14 de noviembre que regula las condiciones para el acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de grado y los procedimientos de admisión a las universidades públicas españolas y pone en marcha la nueva PAU.
El número de materias a las que los estudiantes se pueden presentar en la fase específica de la PAU se limita a cuatro con el objetivo de evitar la complejidad organizativa, y se establecen las mismas condiciones para los ejercicios de la fase específica y los de la fase general. En ambos casos, cada ejercicio presentará dos opciones diferentes (el estudiante deberá elegir una) y se permitirá al alumno contestarlo en cualquiera de las lenguas oficiales de la Comunidad Autónoma en la que se halle el centro en el que se examina.
Se garantiza que en las situaciones en las que haya concurrencia competitiva se proporcionan las mismas oportunidades a todos los estudiantes. Así, quienes tienen acceso directo a las enseñanzas universitarias por estar en posesión de títulos de Formación Profesional de Grado Superior, o de técnico superior en Artes Plásticas o Enseñanzas Deportivas, podrán presentarse a partir del curso que viene a la fase específica y subir nota como ocurre con los estudiantes procedentes de Bachillerato.
También se establece un sistema que impide lesionar los intereses de aquellos estudiantes que se presentaron a las pruebas de acceso cuando todavía no existía la nueva fase específica que permite aumentar la nota hasta en cuatro puntos. A los alumnos en esta situación se les considerará un máximo de dos materias de las que ya se examinaron en su momento (siempre que coincidan con materias adscritas a la rama de conocimiento del título en el que quieran ser admitidos) y a las calificaciones que obtuvieron en esas materias se les aplicarán directamente los parámetros de ponderación de la fase específica actual sin necesidad de examen. Esta medida es transitoria y sólo se aplicará en las pruebas de acceso al curso 2010-2011.
Por último, el plazo para ver el examen corregido tras la segunda corrección se amplía a 10 días (originalmente era de 5). Con estas modificaciones se asegura un nuevo modelo flexible de entrada a la universidad que valora las capacidades, premia el esfuerzo de los alumnos y aporta mayor objetividad a las calificaciones.

%d bloggers like this: